martes, 25 de octubre de 2016

El Cementerio de Ampuero. 6ª Parte

Hoy vamos a ver unas imágenes bien curiosas del cementerio de Ampuero que podríamos decir están  sacadas a "vista de ángel". Su autor es Antonio Ruiz que las tomó la pasada primavera con un dron para que yo pudiera incluirlas
en una conferencia sobre el Cementerio de Ampuero que tuvo lugar en la Torre Espina, dentro de las Jornadas Culturales que organiza cada año la A.D.C Emporium.
















En estas fotos aéreas podemos apreciar bien como el cementerio se encuentra dividido en tres zonas. La parte baja que en su día fue la más antigua ahora por el contrario la ocupan hileras de nichos de construcción más moderna.
Luego está la zona central donde se encuentran los principales panteones, es el espacio situado más cerca de la puerta de entrada.



Y por último está la zona más alta donde hay una mezcla de panteones e hileras de nichos.
Los nichos son las tumbas actuales más frecuentes, su éxito se debe indudablemente al hecho de ser los enterramientos más baratos, además multiplican la capacidad de espacio del recinto. Los nichos presentan una uniformidad estilística igual que en las ciudades hay filas de bloques de pisos.


 En el Boletín Oficial de Cantabria de diciembre de 1904 se anunció que se procedía a la exhumación de toda la zona del cementerio titulada de San Joaquín por haber necesidad de habilitarse nuevamente la misma, y se concedía un plazo de 30 días para llevarlo a cabo. Aquellas personas que deseaban efectuar el traslado de los restos de algún familiar a otro lugar lo debían solicitar.
 En esta imagen vemos en el centro el mausoleo del Ángel que sostiene las dos coronas de laurel, da la impresión que está a punto de saltar desde su pedestal y tomar vuelo.

Me contó Maza que sólo en una ocasión ha pasado miedo en el cementerio, una vez al entrar por la puerta vio reflejada en el suelo una gran sombra de algo como con alas que se movía e instintivamente pensó en el ángel.

Pero no, no era el ángel quien después de cien años tomaba vuelo sino una cigüeña que se hallaba encaramada en el mausoleo y al entrar Maza huyó planeando.

Agradecemos a Tonio Ruíz Garmendia estas espectaculares fotografías.




CONTINUARÁ...



















No hay comentarios:

Publicar un comentario