jueves, 27 de octubre de 2016

El Cementerio de Ampuero. 8ª Parte.

Una verja rodea el obelisco funerario de la familia Talledo de los Ríos. Las tumbas se sitúan a su alrededor en el suelo bajo losas. Se halla situado en el extremo de la parte baja del cementerio, probablemente cerca de donde se encontraba la entrada primitiva y la ermita de San Sebastián.

















Similar monumento de caliza es el de la familia Carredano y Camino, aunque éste cuenta con
una cripta en su parte delantera.




















Este panteón es el primero que encontramos al entrar en el cementerio, pertenece a la familia de Domingo González y Francisco Ortiz. Contiene muchos elementos decorativos de interés en su fachada que representa un templo clásico. Cuenta con dos archioteras en lo más alto, esos dos semicírculos y un friso con flores que parecen ser girasoles. El girasol es una planta que significa la fe que guía al alma a la espiritualidad, evoca ir hacia la luz ya que los girasoles siempre giran hacia el sol. Situado más abajo se encuentra el símbolo del Alfa y el Omega.













En el tímpano del frontón vemos en relieve la cabeza de un ángel niño con alas posiblemente incorporado como elemento protector.












Esculpida en otro friso inferior vemos la inscripción de la familia y una guirnalda de laurel con el fruto maduro, que en la antigua Roma se consideraba como un amuleto que protege de todo tipo de fuerzas malignas. Y como ya hemos señalado antes el laurel es símbolo de gloria y triunfo, se usaba en las coronas de los emperadores, de los guerreros, de los atletas olímpicos, recompensa de poetas, etc. Poner esta planta en las entradas de las casas es símbolo de protección, cuando el laurel tiene muchos frutos sugiere prosperidad. En algunas regiones de España, cuando una familia está pasando una desgracia se emplea la expresión: "Esta casa no tiene laurel".

Aquí vemos el laurel con sus bayas, que maduras son de color negro como aceitunas. En la Edad Media los estudiantes recibían guirnaldas o coronas de laurel con sus bayas como reconocimiento a su sabiduría, de ello procede la palabra bachiller. "Laureado con baya", es decir que había cuajado el fruto del estudio.






Vemos ahora una foto que corresponden al entierro de un vecino de Ampuero en febrero de 1920. Vamos al cementerio pocas veces y marchamos lo antes posible porque sentimos dentro como una especie de desazón, es inevitable pensar que un día entraremos aquí para no salir. Pero en el interior del cementerio se atesora arte, belleza, historia. En algunos como ya dijimos, superado el sentimiento de superstición, desagrado o incluso terror, está creciendo la tendencia de poner en valor su patrimonio artístico y ser visitados como espacios de ocio. El cementerio de Granada, por ejemplo, ha acogido un concierto de jazz o el de Lugo, entra dentro de una ruta poética guiada.








Las personas que proyectaron todos estos panteones familiares tuvieron la mentalidad de levantar monumentos para honrar el recuerdo de sus progenitores. Invirtieron esfuerzos y dinero y aspiraron a dejar un conjunto artístico digno de ser visitado y admirado que trascendiera en el tiempo.

















De hecho bien pudiera considerarse el cementerio de Ampuero un bien de interés cultural a proteger. El cementerio tiene el problema actualmente de que algunos panteones, como algunas tumbas, se encuentran en un estado de ruina y abandono debido a que las familias propietarias hace años que ya han desaparecido del pueblo y sus descendientes pues igual no tienen relación entre sí y no quieren o no pueden gastar ese dinero extra para reparar las tumbas.














En esta foto de los años sesenta vemos unas mujeres que aparecen sentadas a la entrada del cementerio. Uno de los males que afecta a los panteones es el agua que se acumula en las criptas. Aunque también hay capillas derrumbadas y tumbas con losas quebradas. Pero no es intención de este trabajo tratar hoy este tema, el problema es grave y lógicamente difícil de solucionar. Y no creo que se consigan subvenciones para este fin. No olvidemos además que no es cementerio civil sino eclesiástico.

CONTINUARÁ...





























































No hay comentarios:

Publicar un comentario