sábado, 4 de abril de 2020

El Baúl de la Piquer 2

Marta, Luisma, Josean, Tomás, Guillermo, Jabón, Jose Pinedo, Santi. En el puente de la Nogalera.











Felipe Pereda















Maribel, Montse, Jabón, Nuria... Alberto, Josean, Lola, Malali, Alicia, Bea, Santi...
En la cueva la Honda.













viernes, 3 de abril de 2020

No den de comer a los dinosaurios


Luis, el de Udalla, fue tan imprudente que saltó la valla del recinto donde se encontraban los dinosaurios. El motivo no fue otro que el de querer recolectar la más preciada de las setas: “la amanita de los césares”. Luis había leído en un wasap que este excelente hongo crecía con mucha frecuencia en los terrenos donde pastaban aquellas bestias de la naturaleza debido a sus ácidos excrementos. Apenas avanzó unos metros en la finca cuando encontró el primer setal y con tanta alegría comenzó a llenar su cesta que ni se percató de la presencia del monstruo. Cuando empezó a ser devorado Luis trató de recordar aquel otro reportaje que leyó en Internet sobre los dinosaurios del final del cretácico y no terminaba de precisar si el bicho que ya le había comido una pierna se trataba de un carnotauros o de un triceratops, todo dependía de las protuberancias del cráneo, pero no  acababa de tenerlo claro.

El corresponsal
 

El Baúl de la Piquer

Carnaval de Verano y
Carnaval del Perujo


El marido que puso a prueba la buena fe de su esposa


Un joven y apuesto mozo tenía por esposa a una bonita mujer, a la que adoraba pero que era la peor de todas las mujeres de Nápoles. Cierto día, en una de esas dulces entrevistas, tan caras a los enamorados, le preguntó si le amaba.
-          Tanto como me es posible – respondió ella.
-          Y si muriese yo antes que tú, ¿qué traje me pondrías para enterrarme?
-          Elegiría el mejor. ¡Te lo juro por mi honor!
Algún tiempo después, el marido, que deseaba poner a prueba la buena fe de su esposa, simuló mori
rse. Entonces, la viuda se vistió de negro, con los cabellos sueltos, comenzando a lanzar gritos y a lamentarse de la pérdida sufrida.
Los parientes, los amigos y los vecinos, intentaban en vano consolarla.
- Puesto que nadie os puede devolver a vuestro marido – le decían- es preciso enterrarlo y pensar en otra cosa. Una de las mujeres encargadas de los preparativos de los funerales, tuvo necesidad de consultarla acerca de la ropa con la que debería amortajar el cadáver. Ambas comenzaron a examinar los efectos del difunto y, de común acuerdo, juzgaron que todos los trajes eran demasiado buenos, diciéndose que sería un crimen convertirlos en sudario. Al fin, no encontrando nada más, le cubrieron con una red de pescador.
Concluidos los cantos fúnebres, colocaron el cuerpo en el ataúd y los portadores se lo echaron a los hombros. En el momento en que el muerto franqueaba la puerta, la viuda, según la costumbre del país, comenzó a gemir, golpeándose en el pecho, mientras decía:
-          ¡Ay, mi esposo amado! ¿Dónde te vas ahora?
-          - Al mar, a pescar con mi red – le respondió una voz profunda. ¿Es éste el buen traje que me habías prometido? ¿Cómo voy, desde ahora, a poderme fiar de ti?

 Julio Morlini
 

jueves, 2 de abril de 2020

Vamos caminando

Páginas vistas hoy
 610
Páginas vistas ayer
 1.175
Páginas vistas en el último mes
 15.439
Páginas vistas (historial completo)
 1.167.769s
 
 
 
 
 

El cuento del jueves


Un hombre rico mandó a su criado al mercado en busca de alimentos. Pero al poco de llegar allí se cruzó con la muerte, que lo miró fijamente a los ojos.
El criado palideció del susto y salió corriendo dejando tras de sí las compras y la mula. Jadeando llegó a casa de su amo.
- ¡Amo, amo! Por favor, necesito un caballo y algo de dinero para salir ahora mismo de la ciudad… Si salgo ya mismo quizás llegue a Tamur antes del anochecer… ¡Por favor, amo, por favor!
El señor le preguntó sobre el motivo de tan urgente petición y el criado le contó a trompicones su encuentro con la muerte.
El dueño de la casa pensó un instante y, acercándole una bolsa de monedas, le dijo:
- Está bien. Sea. Vete. Llévate el caballo negro, que es el más veloz que tengo.
- Gracias, amo – dijo el sirviente. Y, tras besarle las manos, corrió al establo, montó el caballo y partió velozmente hacia la ciudad de Tamur.
Cuando el sirviente se hubo perdido de vista, el acaudalado hombre caminó hacia el mercado buscando a la muerte.
-¿Por qué has asustado a mi sirviente? –le preguntó en cuanto la vio.
- ¿Asustarlo yo?- preguntó la muerte.
- Sí – dijo el hombre rico-. Él me ha dicho que hoy se ha cruzado contigo y lo has mirado amenazadoramente.
- Yo no lo he mirado amenazadoramente –dijo la muerte-.
Lo he mirado sorprendida. No esperaba verlo aquí esta tarde, ¡porque se supone que debo recogerlo en Tamur esta noche!

 Jorge Bucay
 
 

miércoles, 1 de abril de 2020

Reparada la vidriera de la Aparecida

Ya se encuentra rehecha la vidriera de la iglesia de la Bien Aparecida, que debido a uno de los temporales de viento pasados se rompió. Miguel Vicente Basterra, prior del Santuario, nos informa que "ahora sólo falta colarla en su lugar, pero para ello hemos de esperar a que mejoren las circunstancias sanitarias del exterior". Me alegra saber que una de mis fotos ha servido para recomponerla.

La Escuela de Musica se acoge a un ERTE

Estimados padres, madres y alumnos.
En primer lugar, quiero deciros que nos alegra saludaros de nuevo y que esperamos una vez más de todo corazón que os encontréis todos bien.
Nos volvemos a poner en contacto para explicaros que nos hemos tenido que acoger a un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) ya que no tenemos otra opción, al hacerlo nos han explicado que no podemos dar clases desde casa ya que esto sería una ilegalidad grave y perseguida por la inspección. Sentimos comunicaros que el servicio de atención desde casa, para los alumnos de instrumento que voluntariamente se habían acogido a esta medida, queda suspendido. Nosotros hemos intentado atender en la medida de lo posible y con la mejor voluntad a nuestros alumnos, pero las circunstancias nos obligan. En consecuencia, no tienen que abonar ningún tipo de cuota, ni se les pasará recibo alguno mientras dure esta situación. En el mes de marzo se les pasará solo el medio mes que hubo clase. Podrían darse de baja si lo desean, están en su derecho, pero pensamos que con no pagar las cuotas y sabiendo que no se van a cobrar las clases que no se impartan es suficiente, es para evitar el papeleo que supondría tramitar bajas luego altas etc.
De nuevo les mandamos un afectuoso saludo. Muchas GRACIAS. Atentamente,Luis Mariano Álvarez
Director de la Escuela Municipal de Música de Ampuero
ampueroescuelademusica@musicalidad.es
www.ayuntamientodeampuero.es
 

Rafa Bedia. Café Universal. 2005 De Laredu Lin






martes, 31 de marzo de 2020

Falleció Suca Landaluce

LA SEÑORADª ROSA MARÍA LANDALUCE RUIZ- SUCA -(Vda. de D. Miguel Ángel Setién Verano- PERDIGÓN - Falleció en Laredo, el día 31 de marzo de 2020, a los 76 años de edad, habiendo recibido los Santos Sacramentos y la Bendición ApostólicaD.E.P.Su hija, ROSA MARÍA SETIÉN LANDALUCE; hijo político, LORENZO TRUEBA GÓMEZ; nieto, LARO; su niño FRAN; hermanos políticos, sobrinos, primos y demás familia, RUEGAN UNA ORACIÓN POR SU ALMA, favor por el cual les quedarán muy agradecidos. Debido a la Alerta Sanitaria vigente, el acto de sepelio tendrá lugar en la más estricta intimidad, en el cementerio de Ampuero. AMPUERO, 31 de marzo de 2020.

En la foto Suca en la iglesia de San Pedruco, hace unos 10 años.


 

Anuncio 1966


El Oso, cuento ruso


Esta es la historia de un sastre, un zar y su oso.
Un día, el zar descubrió que uno de los botones de su chaqueta preferida se había caído.
El zar era caprichoso, autoritario y cruel (como todos los que se enmarañan durante demasiado tiempo en el poder). Así que, furioso por la ausencia del botón, mandó a buscar al sastre y ordenó que a la mañana siguiente fuera decapitado por el hacha del verdugo.
Nadie contradecía al emperador de todas las Rusias, así que la guardia fue hasta la casa del sastre y, arrancándolo de entre los brazos de su familia, lo llevó a la mazmorra del palacio para que esperara allí su muerte.
Al atardecer, cuando el carcelero le llevó al sastre la última cena, éste meneó la cabeza y musitó: “Pobre zar”.
El guardia no pudo evitar la carcajada.
-¿Pobre zar? Pobre de ti. Tu cabeza quedará bastante lejos de tu cuerpo mañana mismo.
-Tú no entiendes- dijo el sastre-. ¿Qué es lo más importante para nuestro zar?
- ¿Lo más importante?- contestó el guardia-. No lo sé. Su pueblo.
- No seas estúpido. Digo algo realmente importante para él.
- ¿Su esposa?
- ¡Más importante!
- ¡Los diamantes!- creyó adivinar su carcelero.
- ¿Qué es lo que más importa al zar en el mundo?
- ¡Ya lo sé! ¡Su oso!
- Eso. Su oso.
- ¿Y?
- Mañana, cuando el verdugo termine conmigo, el zar perderá su única oportunidadde conseguir que su oso hable.
- ¿Tú eres entrenador de osos?
- Un viejo secreto familiar… -dijo el sastre-. Pobre zar… Continúe Leyendo...

lunes, 30 de marzo de 2020

Falleció Aurelio Sarrigoitia


El cuento de la noche del lunes

“Una huerfanita hilaba, sentada sobre el muro de la ciudad, cuando vio salir un sapo de una hendidura. Rápidamente extendió junto a ella su pañuelo de seda azul, que los sapos aman con pasión y solo a ellos se dirigen. En cuanto el sapo lo vio, dio media vuelta, volvió con una pequeña corona de oro, la colocó sobre el pañuelo y se fue de nuevo. La niña tomó la corona; centelleaba, y la formaban los más delicados hilos de oro. Al poco rato, el sapo volvió y, al no ver la corona, se deslizó por el muro y golpeó contra él su cabecita, lleno de dolor, hasta que sus fuerzas se agotaron y cayó muerto. Si la niña no hubiese tocado la corona, el sapo habría sacado más tesoros de la hendidura”.
Dijo Herman Hess ( el famoso escritor alemán) "que es un cuento de Grimm. Que nunca fue capaz de releerlo sin un estremecimiento y una vaga nostalgia. Una mágica narración". A mí me sugiere que hay muchas personas que llevan algo dentro (un tesoro escondido) que por un motivo u otro no sacaron a la luz. Pero imagino que cada uno lo interpretará a su manera.
La foto de Marrón, el de Abajo.



   

 

domingo, 29 de marzo de 2020

Un nuevo cuento.Sin título

Comiendo un capellán en una aldea un pichón asado, rogábale un caminante que le dejase comer con él, y que él pagaría su parte; y, no queriendo el otro, el caminante comía su pan a secas, y después dijo.
- Habéis de saber, reverendo, que vos al sabor y yo al olor, los dos hemos comido pichón, aunque no queráis.
Respondió el capellán:
- Pues si eso es así, quiero que paguéis vuestra parte del pichón.
El otro que no y él que sí, pusieron por juez al sacristán de la aldea, que estaba presente, el cual le dijo al capellán que cuánto le había costado el palomino; dijo que medio real; mandó que sacase un cuartillo el caminante, y el mismo sacristán tomó la moneda, y haciéndola sonar sobre la mesa, dijo:
- Reverendo, daros por pagado con el sonido, así como el de la comida se conformó con el olor.
Dijo entonces éste:
- A buen capellán, mejor sacristán!
Juan de Timoneda.


viernes, 27 de marzo de 2020

Desde mi terraza

Este video está hecho con imágenes tomadas desde la terraza de mi casa. Claro que unas fotos son de un año y otras de años anteriores.





.

Falleció Delia Cano


El cuento del jueves, ¿o es viernes?

FLACO, por Antonio Segovia
«Me he vuelto a poner a dieta. He conseguido sobrevivir a duras penas a estas Navidades, y por apenas un kilo me he librado de la muerte. No quiero que este año mi peso sea considerado óptimo y acabar como la mayoría de mi familia, me niego. Sé que no está bien visto ser delgado, pero os aseguro que eso es lo menos importante cuando se acerca el fin de año y te asalta esa sensación de incertidumbre que te atenaza el pescuezo y te tensa el moco. Sí, soy un pavo flaco, pero también soy un pavo vivo.»
 

Primeras Jornadas sobre Tauromaquia organizadas por ADALA


jueves, 26 de marzo de 2020

Uno que se desconecta


En la foto un vecino que cansado de recibir tantos bulos en las redes sociales con motivo de la crisis del coranovirus tiró su ordenador a la basura. No hagáis tanto caso a los wasap falsos que circulan sin ton ni son comopollos sin cabeza

Operación Topo. Cuento 10


Los cuatro científicos se abrazaron efusivamente al alcanzar la luz del día y salir de la cueva de los Tocinos. Lo habían conseguido, dos meses encerrados en la oscuridad, dos meses en el interior de la caverna experimentando sobre el aislamiento, la temperatura corporal  y  el funcionamiento del sueño. Tanto los dos hombres como las dos mujeres que componían el equipo presintieron el éxito de los experimentos llevados a cabo. Aquel sábado 24 de marzo podía pasar a la historia aunque de momento no pudieron  comunicar ni una sola noticia  porque todos los móviles los dejaron en la recepción del hostal como primer requisito del aislamiento.
Ahora tocaba salir al sol primaveral y celebrar estos dos meses de confinamiento en las terrazas de los bares de Ampuero que tanta fama tenían. Alcanzaron con el todoterreno que les facilitó la Universidad de Cantabria el albergue de Ahedo, primera base del experimento y después de quitarse el barro del cuerpo y adecentarse convenientemente bajaron hacia el pueblo con la idea de tomar unas cañas y picar unos pinchos.
Al llegar al centro de Ampuero se quedaron boquiabiertos porque no vieron a una sola persona por las calles. Y el hostal donde dejaron sus pertenencias estaba cerrado a cal y canto.

 -¿No decían que era un pueblo con mucho ambiente? Esto es una ruina, no hay nadie – dijo Eva con aire de reproche.
- Pues me informaron mal en Santander – contestó Luis justificándose, mientras conducía.
- ¡Fijaros si todo está cerrado!- dijo Susana.
-  Parece un pueblo fantasma, da grima– apuntaló Eva.
- Me recuerda al pueblo de la Matanza de Texas - dijo Susana asustada.
- ¡No empieces con tus neuras! - censuró Luis- imagino que habrá alguna explicación. A lo mejor hoy celebran una corrida de toros y están todos en la plaza.
- ¡Mirar, un coche de la guardia civil que nos da las luces!- alertó Eva.

 Los guardias escucharon el relato de los científicos y todas sus aclaraciones posibles sin poder evitar rostros de lástima y reprobación.
- ¡Así que salís de una cueva y ahora venís cuatro en un coche a tomar unas cervezas y lo del coronavirus y el estado de alarma os suena a chino! – señaló uno de los guardias.
- ¡Qué graciosos son estos murciélagos!- mi sargento.
- Les va a caer la del pulpo –se apresuró a afirmar el oficial con gesto de severidad. Y encima ninguno lleva documentación.
-Debimos permanecer dentro de la cueva un mes más  –dijo el doctor Carlos, aferrando el antebrazo de Luis con afecto- aún nos quedaban algunas latas y papel higiénico.
 
El Corresponsal. 
 

 

 

 

 

 

 

 

La Escuela de Música paraliza el cobro de la cuota



El Ayuntamiento de Ampuero y la Concejalía de Cultura apoyan esta interesante iniciativa

El responsable de la Escuela Municipal de Música de Ampuero, Luis Mariano Coral, informa, en esta segunda semana de suspensión de la actividad por la implantación del Estado de Alerta por la Crisis de Coronavirus (COVID-19), que dicha Escuela, en consenso con la Concejalía de Cultura y el Excmo. Ayuntamiento de Ampuero, anuncia que no se cobrará la cuota mensual del mes de abril a ninguno de los alumnos matriculados actualmente.
Sin embargo, como anunció dicha Escuela Municipal el pasado viernes 20 de abril, los alumnos que están realizando la formación instrumental podrán voluntariamente llevar a cabo, y gratuitamente, un seguimiento de su trabajo en casa con sus respectivos profesores. El medio a través del cual estarán en contacto cada semana mientras dure esta situación lo elegirá el profesor, que se pondrá en contacto con cada uno de sus alumnos (video, conexión online, Whatsapp, etc.). SIGA LEYENDO...

miércoles, 25 de marzo de 2020

Hoy tres microcuentos

Identidad, por Revé
«No soy escéptico, pero sin duda, no creo en lo desconocido; lo que haya detrás de mi puerta, lo que sea que esté repicando tras de ella, debe ser producto de mi consciencia o imaginación. No atiende a la espera; pregunto quién es y lo peor es que contesta. Ha aprendido a hablar: «Soy yo». No habría problema si la voz no me fuera conocida. «Soy yo» no es su respuesta, sino la mía. Soy yo quien toca tras mi puerta. Abro y sé que uno de los dos tendrá que irse. El problema es de qué manera.»
Interrogante, por Abudonkor
«Mientras arropaba a mi sobrino, él me dijo: —Tata hay alguien en el armario. Yo le contesté: —No hay nadie. Pero por su seguridad miré. Encontré entre su ropa a mi sobrino tembloroso. Miré hacia atrás y fue cuando vi su sonrisa.»
Primera vez, por José Álvarez
«¡Despacio, por favor! Es mi primera vez -dijo, después el asesino le clavó lentamente el cuchillo.»
Microcuentos.es
 

 
 

martes, 24 de marzo de 2020

Falleció Alfredo Alonso

Lamentamos la muerte de este vecino de Cerbiago.

Falleció Luz Viota

Lamentamos su muerte y enviamos a su familia nuestras condolencias.

Escuela Municipal de Música

En primer lugar, quiero deciros que nos alegra saludaros y que esperamos de todo corazón que os encontréis todos bien. Nos volvemos a poner en contacto, en esta segunda semana de suspensión de la actividad, para pediros de nuevo responsabilidad y paciencia.
La Escuela Municipal de Música de Ampuero, en consenso con la concejalía de cultura y el ayuntamiento de Ampuero, anuncia que no se cobrará la cuota mensual de abril a ninguno de los alumnos matriculados actualmente.
 Sin embargo, como anunciamos este pasado viernes, los alumnos que están realizando formación instrumental podrán voluntariamente llevar a cabo, y gratuitamente, un seguimiento de su trabajo en casa con sus respectivos profesores. El medio a través del cual estarán en contacto cada semana mientras dure esta situación lo elegirá el profesor que se pondrá en contacto con cada uno de sus alumnos (video, conexión online, Whatsapp, etc.).
 Les aseguramos que nuestra intención es que no pierdan ni salgan en absoluto perjudicados, tanto en el aspecto académico como en el económico. Podrían darse de baja si lo desean, están en su derecho, pero pensamos que esto traería más perjuicios tanto para los alumnos como para los profesores, además de lo que supondría tramitar bajas luego altas etc...
Como aún no podemos aventurar nada, pensamos que mejor es que primero salgamos de esta situación, que podamos recuperar la actividad, y como les decimos evaluar ya convenientemente las medidas a tomar para paliar la falta de clase que se produzca. De nuevo les mandamos un afectuoso saludo. Muchas GRACIAS.
 

Mi gran momento de éxito. Sexto relato

La culpa fue mía por haber llegado con el tiempo justo. Un tipo agitado y neurótico me cogió del brazo en cuanto me vio llegar. "Hay una larga cola de gente esperando para que les firme libros", me dijo, mientras me llevaba en volandas a una mesa repleta de ejemplares. No tuve tiempo de ver más, obnubilado por la prisa y por el halago a mi vanidad. Jamás había imaginado que mi obra sobre la aceleración de protones iba a tener semejante éxito. Me puse a firmar libros como loco. Una mujer mayor vino incluso con varios volúmenes: "Este, para mi prima Conchi. El otro, para Amparo". Yo estaba feliz. Hasta febril. Escribía las dedicatorias donde me decían, sin mirarlas, con mi picuda letra de médico y mi firma ilegible. De pronto, un tipo de la cola se puso a observarme fijamente, ladeando la cabeza con suspicacia. "Se le parece muchísimo - comentó en alta voz -, pero este señor no es él. Este individuo ha suplantado a Arguiñano". Entonces todo sucedió a un tiempo. Al fondo, sonriendo, apareció el famoso cocinero. Dos casetas más allá vi un cartel con la convocatoria de mi libro en un stand completamente vacío. Giré el libro que tenía en mis manos y su título acabó de completar el cuadro: "La cocina de Arguiñano explicada a los neófitos", Aquél acababa de ser mi efímero momento de éxito. Lástima que el éxito en realidad, no había sido mío.

Enrique Arias Vega
"Nubes de papel"


lunes, 23 de marzo de 2020

La Rana Sorda, una fábula oriental.

Hoy nos envía este cuento mi primo Pepe, desde Valladolid, que viene muy bien a los tiempos que corren. El blog está abierto para todos, ya sabéis enviando lo que queráis a santibrera@hotmail.es o utilizando los comentarios.

 Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo. Todas las demás ranas se reunieron alrededor del hoyo.
Cuando vieron cuan hondo era el hoyo, las ranas de arriba le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.
Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas. Las otras seguían insistiendo que sus esfuerzos serían inútiles.
Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió. Luego se desplomó y murió. La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.
Una vez más, la multitud de ranas le gritaba y le hacían señas par que dejara de sufrir y que simplemente se dispusiera a morir, ya que no tenía caso seguir luchando. Pero la rana saltó cada vez con más fuerzas hasta que finalmente logró salir del hoyo.
Cuando salió, las otras ranas le dijeron, “nos da gusto que hayas logrado salir, a pesar de lo que te gritábamos”. La rana les explicó que era sorda, y que pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más y salir del  hoy.
Este cuento viene con moraleja: Una palabra de aliento a alguien que se siente desanimado puede ayudar a levantarlo y finalizar el día. Tengamos cuidado con lo que decimos. Una persona especial es la que se da tiempo para animar a otros. ¿Qué te parece si hacemos oídos sordos a las cosas negativas y comenzamos a animarnos y a hacer algo todos para que este tiempo que nos toca vivir, sea mucho mejor para todos?

 

domingo, 22 de marzo de 2020

Sólo para tus ojos. Cuarto relato.

Pestañeó dos veces para decir que sí, que estaba preparada. Por fin, mi vecina había acudido a la cita. Llevaba tanto tiempo soñando con tenerla entre mis manos. Me aseguré que estuviese todo dispuesto: la música ambiental, la luz adecuada, incluso, algo para beber. Ella tendida sobre el sillón permanecía inexpresiva. Solo el aleteo de sus pestañas me indicaba que podía continuar. Me dejé llevar, ya no miré sus ojos, solo sus labios, su boca… En el momento álgido sentí cómo su mano apretaba con furia mi entrepierna y ambos nos fundimos en un grito de dolor, cuando al fin, conseguí la extracción de su muela.
Javier Puchades
Microcuento.es




sábado, 21 de marzo de 2020

Esta vez el video es más refrescante

Laredo, agosto 2012

La Calle. Tercer Relato Breve


El Cine Coral amenazaba ruina. Sus puertas fueron cerradas. El luminoso se apagó para siempre y la clausura dejó en las carteleras un letrero de Se Vende. Allí donde una vez sonreía Lauren Bacall o James Dean se instaló el vacío, y ese color sin fondo de los locales cerrados. Resultaba extraño verlo así. Donde habíamos guardado cola en otro tiempo ahora sólo había un espacio lúgubre, un portalón vacío que era como la antesala de la muerte del cine.

No tardó en instalarse una pareja de vagabundos que se llevaron sus trastos y sus tetrabriks, y en poco tiempo hicieron de aquella ruina su hogar. Era mejor verles a ellos ocupando el lugar de lo que fue aquel cine. Se habían esfumado lo héroes de la gran pantalla, pero quedaron dos Robinsones desarrapados ofreciendo al público el espectáculo de sus tardes de vinazo, y sus brocas, y sus risas. El cine había dejado paso al teatro. Y el teatro eran ellos. Muy pronto hubo palomas picoteando las migas de sus bocatas, y gatos y perros igualmente vagabundos. A veces pasabas y estaban tirados, sin decir nada, dormitando o simplemente echados sobre sus cartones. Pero había tardes de verdad vibrantes. Discutían y se amenazaban, ciegos por el vinazo y el frío pelón de febrero. Una de aquellas tardes llovía a cántaros y el viento golpeaba con saña los voladizos de la avenida. Bolsas de plástico y periódicos viejos huían en remolinos mojados, y en la calle no se veía un alma. Pasé por allí por casualidad, enfundado en mi parka y encogido por el frío. Estaban enredados en un discusión de las buenas. Ella decía:

- Vete. Si no me quieres, vete. Has estado con ella, lo sé. Lárgate. ¡No me toques…!
 
El agua entraba a golpes por el portalón, y les mojaba los trastos y los cartones. El viento golpeaba los cristales de la cartelera vacía y silbaba como un demonio. Parecía querer llevárselo todo, y a ellos mismos. Él la miraba con un tetrabrik en la mano, aleteando con los brazos en un gesto de burla. Pero tenía los ojos enrojecidos por la rabia y el vino. Se acercó al borde del portalón y la lluvia le dio de lleno. Se volvió y se quedó mirándola. Bajo sus pies se había formado un charco. Entonces levantó el cartón de vino y le replicó furioso:

- Pero, si me echas de casa, ¿dónde coño quieres que vaya? ¿A la calle? ¿Me voy a la calle?

 Miguel Ángel Yusta Martín
Nubes de Papel

viernes, 20 de marzo de 2020

Auténtica Fraternidad. Segundo Relato Breve

El alto mandatario de Gamala, territorio africano, envía un ayudante a recorrer todos los caminos. Hay rumores de grandes rivalidades entre negros y blancos. Regresa el ayudante, al cabo de un tiempo de gira, e informa.
- Todos los rumores, excelencia, son falsos. Los negros y los blancos se llevan a partir de un piñón, como hermanos.
- Lo dudo- respondió el alto mandatario-. Seré yo quien lo compruebe personalmente. Tu conducirás el coche oficial.
Inician un recorrido largo y, al pasar junto a un río, descubren una escena patética: un cocodrilo ha enganchado a un negro entre los dientes, por la cabeza, y arrastra el cuerpo hacia el fondo del agua, con intención de convertirlo en el menú del día. Dos hombres blancos, el Gordo y el Tenazas, asiendo cada uno a la víctima por un pie, tiran hacia fuera con energía.
- ¿Lo ve, excelencia? El cocodrilo quiere devorar al hombre negro, pero los dos blancos lo arrastran hacia la orilla, con riesgo de sus vidas, para salvarlo. Auténtica fraternidad.
El alto mandatario aplaude con fuerza, desde la ventanilla del coche, y prosiguen su camino, satisfechos.
- ¿Quién es ese de los aplausos? - le pregunta el Gordo al Tenazas.
- Ese- responde el Tenazas- es el alto mandatario.
- ¿Y quién es el alto mandatario? - quiere saber el Gordo todavía.
- El hombre que más entiende de política en todo el territorio- responde el Tenazas.
Y añade el Gordo:
- Pues, de política entenderá mucho, pero de cazar cocodrilos...

Manuel Terrín Benavides
Nubes de Papel. ED. Ex Libris

jueves, 19 de marzo de 2020

El Arca de Noé. Relato Breve

Al arca de Noé, situada junto a la de Samir, subieron parejas de animales de las más variadas especies: caballos, halcones, perros, jirafas, leones, armadillos, canguros, pericos, búhos, cebras, pantera, ciervos, avestruces, simios, gatos, camellos, colibríes, jaguares, tapires, camaleones, elefantes, serpientes, osos y mariposas, entre cientos de miles más.
Al arca de Samir, situada junto a la de Noé, subieron parejas de animales de las más variadas especies: cimbitillos, borones, nupi, míteros, doneiros, firoados, koperos, camaratas, jomines -parecidos a los borones, sólo que con plumas en vez de pelos-, lónidos, persodios, rengus, pícuros, prelinos, zipzipis, topeles, virsobios y claretas, entre cientos de miles más. Mientras los animales subían a su arca, Samir, parado en la proa de la embarcación, contemplaba preocupado la enorme y majestuosa nave de Noé. "Mmmm, no sé... la mía no se ve tan segura", alcanzó a pensar justo antes de que cayeran las primeras gotas de lluvia.
Rafael Ángel García Zuluaga. (Nubes de papel).
Ilustración "Mundo Exotérico y Paranormal"





lunes, 16 de marzo de 2020

Video "Los Atrancos"

Subo un video refrescante, para cambiar de aires, que espero os guste y os entretenga un ratillo en estos días tan oscuros y desconcertantes.

domingo, 15 de marzo de 2020

La Cesta donada a ASDASON

El pasado 22 de Diciembre de 2019 la Peña de Bolo-Palma Aficionados de Ampuero se sorteó  una Gran Cesta Navideña al igual que en años anteriores. El número  premiado fue el 590, al coincidir este con las tres últimas cifras del Gordo de Navidad.  Transcurrido este tiempo y al no aparecer el número agraciado, se ha decidido donar  la Cesta a la Asociación de Descapacitados del Asón ( ASDASON), por lo que hemos procedido a efectuar la entrega a la ampuerense y presidenta de la asociación Cristina Elosegui Ituarte. Este colectivo fundado en el año 2012 con sede en la Fundación Aparecida, nace con el fín de dar apoyo a personas descapacitadas  y mejorar sus condiciones de vida y de futuro.

sábado, 14 de marzo de 2020

Falleció Regina Canales


Cerrada la iglesia

Cumpliendo lo dispuesto por el Gobierno Regional se suprimen hasta nuevo aviso las eucaristías y funerales. Los entierros se efectuarán directamente en el cementerio en un ámbito estrictamente familiar, no más de diez personas.

Falleció Josefa Pontón

Lamentamos su muerte y enviamos a su hijo Bibi y a toda su familia nuestras condolencias.