domingo, 1 de enero de 2017

Alfredo Matilla Jimeno

Era natural de Madrid pero durante algunos años vivió en Ampuero donde se había casado con Dolores Rivas Cortázar, hermana de Ramón, quien fuera médico de la localidad. Fue abogado y durante la república ingresó en el Cuerpo Diplomático. La Guerra civil le sorprendió en Santander y pasados unos meses fue ayudante de Manuel Azaña.
 Al final de la contienda estuvo en el gobierno en Valencia y luego salió hacia Francia. En este blog publicamos hace tiempo un poema suyo dedicado a la Bolera de Pasabolo de la Nogalera. La visita de la compañía de teatro "La Barraca" a nuestra localidad el 22 de agosto de 1934 se debió a las gestiones que realizó Alfredo Matilla pues era amigo y compañero de los componentes de la agrupación artística que estaba compuesta por 17 chicos y 5 chicas y dirigida por García Lorca.
 El libro "Guerra Civil en Cantabria" de Jesús Gutiérrez Flores, contiene el expediente del Tribunal de Responsabilidades Políticas de Burgos, a 2 de febrero de 1940. En él se juzga a Alfredo Matilla y se dice que fundó en Ampuero el partido Izquierda Republicana y que "era propagandista de las ideas marxistas, dando conferencias por la radio en Santander, induciendo a cometer crímenes contra los sacerdotes y personas afectas al Movimiento Nacional. En los últimos meses del dominio rojo en Santander, contrajo matrimonio canónigo en Ampuero con la expedientada Dolores Rivas Cortázar, cargo principal que se hace a esta en el expediente..."

Es decir que por haberse casado con Alfredo Matilla se la juzgó, pero fue absuelta debido a que hay informes favorables sobre ella. Por ejemplo se dice de ella y también de su marido: "que en la zona de Ampuero intervinieron para proteger numerosas vidas". Se acreditó "que era de acendrada religiosidad y que por su intervención con su novio Alfredo Matilla, esposo después, se salvaron muchas personas de derechas y la comunidad de religiosos del Santuario de la Bien Aparecida".

"También fueron afortunados los paúles de Limpias protegidos por el Frente Popular local y enviados a Bilbao en donde lograron sobrevivir".

Los bienes que resultan de la propiedad de la expedientada Dolores Rivas, ascienden a 14.199 pesetas careciendo de bienes el inculpado (Alfredo Matilla), no teniendo conocimiento de cargas familiares de ambos. Como hemos señalado ella fue absuelta pero él no.

"Fallamos que debemos condenar y condenamos al expedientado Alfredo Matilla, como responsable político a la sanción de inhabilitación especial por 15 años para el desempeño de todo cargo político o en organizaciones dependientes de actividades políticas y a la económica de cien mil pesetas".

Se menciona al final de este proceso que se ignora el paradero de ambos. Sabemos que salieron de España por Francia y luego se asentaron en Puerto Rico. Antes de salir para el exilio nació su hijo en Valencia, Alfredo Matilla Rivas, también tuvieron otra hija María Dolores.

En Puerto Rico, Alfredo se convirtió en un intelectual y musicólogo de renombre, especialista en la zarzuela, en la música del Caribe. Escribió numerosos artículos periodísticos, con mesura, sentido del humor y conocimientos especializados. Sabemos que su esposa murió en 1966 y él en 1977.

Su hijo Alfredo Matilla Rivas´siguió sus pasos, fue poeta, traductor, editor, escritor. Se especializó en el estudio de la diáspora puertorriqueña, en el papel de los latinos en Estados Unidos y de los exiliados españoles que se asentaron en en el Caribe y Estados Unidos durante la Guera Civil Española,
Según la Enciclopedia de Puerto Rico, Grupo Editor EPRL, fue un líder de la comunidad puertorriqueña de Buffalo (Nueva York). Nació en Valencia en 1937, su infancia y juventud trascurrieron en Puerto Rico y completó los estudios en Estados Unidos, doctorándose en Literatura Hispánica. En la Universidad de Buffalo colaboró en la creación del programa de estudios puertorriqueños, dirigió la creación de este programa que en los años sesenta reflejaba el espíritu de lucha social y de revitalización étnica de la época. Publicó poemarios, libros de crónicas históricas, musicales, teatrales, artículos periodísticos...
Formó parte del Comité de Asuntos Hispanos de Nueva York, dio conferencias, fue instructor del programa de estudios en la prisión de Auburn. En 1995 regresó a Puerto Rico donde dio clases en la Universidad hasta su muerte en 2001.






No hay comentarios:

Publicar un comentario