domingo, 20 de enero de 2019

El libro de Mariano Espina Rawson

En el año 2015, en Buenos Aires,  Mariano Espina, descendiente de la familia que vivió en el Palacio de la Bárcena durante varios siglos, publicó un libro, en dos volúmenes, titulado: “Memoria Familiar del Apellido montañés-castellano-ríoplacense Espina”. Este fin de semana con motivo de la conferencia impartida por la profesora norteamericana Susan Paun sobre la figura de Juan de Espina se ha puesto el foco de atención sobre esta familia y sobre la Torre de la Bárcena. Pienso que es de justicia, aprovechando la ocasión, recordar la existencia del trabajo de Mariano Espina. Un estudio riguroso de 694 páginas que contiene un códice genealógico de los individuos del apellido Espina pertenecientes al tronco ampuerense con síntesis biográficas.

Mariano y otros miembros de su familia han visitado nuestra villa en repetidas ocasiones, lo evidencian algunas fotografías que ilustran el trabajo, algunas de ellas del año 1964. Hará un par de veranos vinieron desde Argentina una hija y unos nietos de Mariano y entregaron al Ayuntamiento los libros, que hoy en día se encuentran en la Biblioteca Municipal.
Dibujo del palacio de los Espina perteneciente a  la familia Espina Rawson.




Puede leerse en la página 520 que Juan de Espina era sacerdote y canónigo de la Catedral de Sevilla. Sus padres Juan de Espina "el contralor" y doña María de Mesa y Eguíluz. Para Mariano al igual que para Susan Paun, Juan de Espina nació en Madrid donde vivió casi toda su vida. Nos dice Mariano que Juan de Espina tuvo un hermano mayor llamado Diego, que fue caballero de Santiago y una hermana llamada Catalina. A la muerte de su padre los tres acudieron a Ampuero para "hacer las particiones", es la única vez que está registrada su estancia en la villa.  
Sin duda Susan Paun  hubiese querido conocer este libro, un trabajo que en lo esencial parece coincidir con sus investigaciones. Es un libro que debemos los ampuerenses  conservar con empeño pues fue un regalo y está documentado
 en los antiguos Archivos de la Iglesia de Santa María de Ampuero, en la Chancillería de Valladolid, en el Archivo Militar de Simancas, en la Biblioteca Menéndez Pelayo de Santander, en la Biblioteca Nacional de Madrid, en los Archivos de Santo Toribio de Liébana, Archivo Medieval de la Casa de Velasco, Fundación Marcelino Botín, Archivo de Laredo,  Archivo familiar de los Espina situado en Buenos Aires, entre otros.
En ocasiones contamos con valiosas fuentes documentales bien cercanas, en nuestra propia casa y ni las conocemos ni las tenemos en cuenta. Y luego tienen que venir de fuera para decirnos que tenemos que cambiar los panfletos turísticos que promocionan la Torre Espina porque en ellos, por ejemplo, seguimos manifestando que Juan de Espina nació en Ampuero. No nos salvamos ni uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario